Eighteen

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Koka dice:

    Con algún punto “guay” para pretende hacer una buena película (salvar el abuelo al nieto y viceversa es una buena idea) pero sin lograrlo. Y la historia, bien contada, podría ser de esas con enseñanza “I don’t forgive you but I forgave myself” O igual el cine no debería adoptar el rol de la moraleja, quizás ahí el fallo principal. Esa manía de tomar por tonto al espectador. Incluso si lo somos, dejen volar un poco a la imaginación, por favor. De todas formas, lo que no acabo de comprender es por qué escoger a un “señor” de casi 30 para interpretar a un chaval de 18. Y que Paul Anthony sea de lo mejor de la película (que no es decir mucho), siempre detrás del Mr. Alan Cumming*, no justifica no buscar alguien más creíble. ¿O hay alguna razón que se me escapa? Si alguien me lee y tiene alguna idea que aportar al respecto, lo agradecería.
    *Mi razón para ver la película.

Deja un comentario