De verdad tengo muncho tiempo sin escribir en el blog. En ninguno de los dos. Todos saben los serios y graves problemas por los que atravieza mi país. Y eso de una u otra manera me impacta de la vida. Ahora la vida del Venezolano se resumen en sobrevivir o irse. Es dificil para mi irme porque no puedo dejar a mis seres queridos mas vulnerables (mi mamá por ejemplo que ya está bastante mayor) y en definitiva por no tener los recursos económicos ni siquiera para tomar un avión o un bus. Entonces lo que me queda básicamente es sobrevivir.

¿Por que doy las gracias? Porque estos sitios básicamente son una vía de escape, no solo al hecho de vivir como hombre gay sino como Venezolano. Uno aqui vive angustiado, porque tienes miedo de salir a la calle, porque no te alcanza el dinero para vivir y porque vives fracturado. ¿Fracturado? Si, es una sensación de que cada día te quiebras más. Cuando ves a tanta gente urgando la basura para poder comer algo, cuando no consigues las medicinas ni para ti ni para las personas que amas, cuando alguien que amas cruza la puerta de la casa y le rezas a Dios o al cosmos por su pronto y seguro regreso, o porque los que amas poco a poco irremediablemente se van a tierras lejanas a forjarse un futuro, uno que no tienen aqui.

Les doy las gracias porque sin ustedes, los visitantes, no tiene sentido todo esto. Siempre lo he dicho, no me da tiempo de disfrutar el material publicado. A veces por falta de tiempo, a veces por falta de ganas. Muchas historias felices, esas de películas, tambien me fracturan y por eso evito verlas. Así que este sitio no es para mi, sino para todos. Les doy gracias a los que comentan, a los que no lo hacen, a los que comparten, a los que visitan y a los que simplemente llegan a qui por casualidad y se van aterrados al darse cuenta que este es una sitio de temática gay. En especial le doy gracias a los que donan, porque cada día que pasa es más dificil mantener los sitios.

Les agradezco a los que se tomaron unos minutos para leer este desahogo. No quiero deprimir a nadie con mis problemas. La razón de ser de este sitio es entretenernos. Se que cada uno vive su propia situación, sus propios problemas y me siento feliz que al final de un día de mierda, tengan un sitio donde pasar unos minutos agradables, de ocio o placer.

Ah, les pido que cuando vean a un Venezolano en las calles de su ciudad, no lo vean como un invasor que viene a quitarles algo. Veanlo como alguien que tuvo que salir con el corazón deshecho de su país, que tuvo que dejar a las personas que mas amaba detrás, buscando un futuro, para el y también para los que dejó atrás. Regalenle una sonrisa, un acto de gentileza. Estoy seguro que se los agradecerá desde el fondo de su corazón y la providencia de los recompenzará.

Un fuerte abrazo a todo y bendiciones.

Hefestion

¡Compártelo en tus redes sociales!

10 comentarios

  1. aleonero1980

    Hola, gracias a ti por compartir tanto, y darme momentos buenos por medio de tu trabajo; mucho ánimo y cuidense mucho, tú, tus seres queridos y tus compatriotas buenos, que son la mayoría, esto también tendrá que pasar. Bueno y contarte que siempre que me he encontrando con un venezolano he pensado lo mismo que tú, cuánto deben estar sufriendo, dejar sus familias y sus carreras para llegar a otro país a tan sólo aventurar en busca de un futuro mejor, yo hago lo mejor que puedo, por brindarles algo, que no es mucho, pero por lo menos trato de que la gente entienda que la gran mayoría no están aquí por gusto sino porque les tocó y que es deber de todo ser humano tender la mano a quién lo necesita, soy un convencido de que las fronteras y toda clase de división , son estupideces humanas. Un abrazo fraterno y te llevo en mis oraciones Daniel.

Deja un comentario